¡Atención Lima! La electromiografía tiene la respuesta que buscas. Descubre cómo puede servirte.

Dr. Juan Brush, Neurologo - CMP 81271 - RNE 48256. Lima, Perú

Introducción

¿Para qué sirve la electromiografía (EMG)? Es una pregunta común entre las personas que quieren saber si tienen alguna enfermedad de las neuronas. Es uno de los exámenes con los cuales algunos de mis pacientes llegan a mí por primera vez, descubren quien soy, mis redes sociales, y mi trabajo como neurólogo. Como neurólogo con años de experiencia trabajando para el público limeño, puedo responder a la pregunta “¿para qué sirve la electromiografía?” porque otorga información importantísima para el diagnóstico precoz y tratamiento efectivo del paciente. Tanto así, que se ha convertido en un procedimiento de rutina en mi práctica clínica como neurólogo.

¿Qué es la Electromiografía?

La electromiografía es un examen que consiste en medir la actividad eléctrica de los nervios y músculos, también llamado: sistema nervioso periférico. Se utiliza para buscar causas de síntomas sensoriales o motores. Por ejemplo, cuando una persona presenta síntomas de la neurona sensorial como adormecimiento o calambres, o si la persona presenta síntomas de la neurona motora como la pérdida de fuerza o torpeza, respondiendo a la pregunta "¿para qué sirve la electromiografía?". La EMG nos brinda la información necesaria que nos ayuda a explicar qué es lo que está pasando con el sistema nervioso del paciente. Recuerdo hace unos días a un paciente que llegó preocupado por una pérdida de la sensibilidad persistente en su mano izquierda. Inmediatamente, con la EMG logramos detectar que este paciente padecía del famoso “síndrome de túnel del carpo".

El Proceso de la Electromiografía

La electromiografía comienza con una entrevista. Pero en este caso una muy breve y dirigida a elegir qué nervios y qué músculos vamos a estudiar con la máquina. Esta elección es clave, y necesaria para explicar el cuadro clínico. Esto hace a la EMG un estudio personalizado. Es diferente para cada paciente.

La segunda parte es EMG en sí, la cual tiene 2 partes: la primera se llama “velocidad de conducción nerviosa” (VCN) y la segunda se llama “electromiografía con aguja” (ECA).

La VCN se realiza colocando unos detectores sobre algunos nervios específicos a investigar, a elección del neurólogo. Luego, con un estimulador eléctrico, se generan unas pequeñas descargas eléctricas encima del nervio en estudio. Esto genera actividad eléctrica detectada por los sensores, que se llama “potencial de acción”. Esta información detectada por los sensores se registra en la computadora en forma de una gráfica. El neurólogo evalúa la morfología de la gráfica de este potencial de acción, y sus parámetros numéricos calculados mediante la computadora. Entre estas variables tenemos: la latencia, amplitud, duración, y la velocidad.

La ECA se realiza usando pequeñas agujas de plástico que se doblan, que son muy finas y que casi no generan molestias. Estas agujitas son los detectores, y se insertan en algunos músculos clave para conseguir la información que explique el cuadro clínico. La información que buscamos detectar mediante este método es, nuevamente, el potencial de acción. En esta ocasión, los parámetros a evaluar son: la actividad muscular de inserción, de reposo, y de unidad motora. El procedimiento es seguro y muy tolerable. Incluso, a veces, para asegurarme que la máquina está funcionando bien tengo que clavarme las agujas.

Electromiografía en la Detección de Enfermedades

La EMG es fundamental para diagnosticar trastornos como las polineuropatías, distrofias musculares, miastenia gravis (MG), y la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), demostrando así "¿para qué sirve la electromiografía?" en la práctica clínica. En mi práctica, he visto cómo una EMG oportuna mejora los costos en la búsqueda del diagnóstico, y lleva a intervenciones oportunas que mejoran significativamente la calidad de vida de los pacientes y a su reinserción en la sociedad.

En adultos jóvenes y económicamente activos, detectar una lesión de nervio de manera precoz puede evitar discapacidad para el trabajo, y la gran pérdida de dinero que esta conlleva. Ni que decir del estrés psicológico que genera en el que lo padece al no recibir un tratamiento adecuado, y en las personas cercanas que se preocupan por el bienestar de la persona enferma.

Con la edad y con las enfermedades crónicas, aumenta el riesgo de enfermedades neuromusculares. La EMG es particularmente útil para detectar condiciones como la polineuropatía diabética, común en personas con diabetes de larga duración. La diabetes y la hipertensión arterial generan daño crónico en el riñón, lo que puede llevar a la polineuropatía urémica. La ELA y la MG son condiciones neurológicas que suelen manifestarse en personas mayores de 50 años, y las radiculopatías también son más comunes con el pasar de los años. Ni que decir de la neuronopatía sensitiva subaguda y la polineuropatía crónica inflamatoria desmielinizante, enfermedades muy asociadas a cuadros tumorales, en personas de edad.

La figura es diferente para la población pediátrica. Suelen ser enfermedades raras, como las distrofias musculares, la enfermedad de Charcot, el síndrome de Guillain-Barre, las ataxias degenerativas, y las deficiencias enzimáticas congénitas, las que afectan el sistema nervioso periférico. Traumatismos durante el parto o durante la niñez podrían dañar los nervios periféricos también. Antes de la vacunación masiva, la difteria y la polio eran trastornos del sistema nervioso periférico de aparición en la población pediátrica.

Preparación para una Electromiografía

La electromiografía es un examen no invasivo, no tóxico, no requiere ninguna preparación en particular, se realiza de manera ambulatoria, y aunque puede haber un poco de incomodidad, los beneficios de un diagnóstico precoz y preciso tienen un mayor peso en la balanza a la hora de considerar esta técnica diagnóstica.

Vida Después de la Electromiografía

Los resultados están disponibles inmediatamente después del procedimiento, al igual que las recomendaciones del caso. La EMG nos da una evidencia sólida para planificar el siguiente paso. Una vez que tengamos los resultados podemos ampliar el proceso diagnóstico, o pasar directamente a tratamientos como fisioterapia, cirugía, medicamentos o cambios en el estilo de vida y medidas de precaución.

Beneficios Clave de la Electromiografía para la Salud Neuromuscular

La electromiografía no es solo un procedimiento médico; es una herramienta esencial que ofrece múltiples beneficios para la salud neuromuscular, especialmente para aquellos en la población de Lima que buscan respuestas específicas a condiciones médicas, recomiendo considerar la EMG como examen de entrada en su proceso diagnóstico o preventivo. Aquí están los beneficios clave que la electromiografía puede ofrecer:

  1. Diagnóstico Preciso: La electromiografía proporciona un diagnóstico preciso de enfermedades neuromusculares, permitiendo tratamientos específicos y personalizados.

  2. Detección Temprana: Permite la detección temprana de trastornos como la neuropatía diabética, lo que puede prevenir complicaciones graves.

  3. Evaluación de Síntomas: Ayuda a evaluar la causa de síntomas como debilidad muscular, adormecimiento o calambres, respondiendo a la pregunta crítica de “¿para qué sirve la electromiografía?”.

  4. Monitoreo de Progreso: Es útil para monitorear el progreso de los pacientes durante el tratamiento, asegurando que se mantengan en el camino correcto hacia la recuperación.

  5. Prevención de Discapacidad: La detección y tratamiento oportunos pueden prevenir la discapacidad y mejorar la calidad de vida.

  6. Reinserción Social y Laboral: Facilita la reinserción social y laboral de los pacientes, permitiéndoles retomar sus actividades cotidianas con normalidad.

  7. Minimización del Dolor: A través de un diagnóstico adecuado, la electromiografía contribuye a la creación de planes de manejo del dolor más efectivos.

  8. Reducción de Costos Médicos: Al evitar diagnósticos erróneos y tratamientos innecesarios, la electromiografía puede ayudar a reducir los costos médicos a largo plazo.

  9. Mejora en la Toma de Decisiones Clínicas: Proporciona a los neurólogos información vital que mejora la toma de decisiones clínicas para el bienestar del paciente.

  10. Tecnología Avanzada: Utiliza tecnología avanzada para proporcionar resultados rápidos y confiables, lo que es esencial en el entorno médico actual.

La electromiografía es, por lo tanto, un pilar en la neurología moderna, y su uso continuo y optimizado es fundamental para el cuidado integral de la salud neuromuscular en Lima y a nivel mundial. Si usted o alguien que conoce podría beneficiarse de este procedimiento, no dude en buscar la opinión de un médico especialista en neurología. Electromiografía: su aliado en la salud neuromuscular.

Más información en: www.neurologojuan.com

Autor - Dr. Juan Brush, médico CMP 81271, neurólogo RNE 48256

Lima, Perú

electromiografia en lima para que sirve
electromiografia en lima para que sirve